Maison Aime, gastronomía francesa, perail des cabasses. jpg

SAINT FELICIEN

Originario del Isère, tiene la forma de un disco plano, a veces ligeramente hundido.

 

Identificamos su corteza por su elegante color marfil. Está cubierto con un fino plumón blanco.

 

De hecho, su discreto olor a láctico anuncia un sabor fresco y dulce, debido a su breve maduración.

Leche vaca cruda - Isère